Mi hija solía pasar horas en la sala de estar, no viendo la televisión como hacen la mayoría de sus compañeros, sino que al encontrarla inmersa en su creatividad e innovación, a su alrededor encuentra trozos de papel, cuentas y cuerdas, haciendo hermosos collares y muñecos, además de los maravillosos dibujos de personajes de dibujos animados en sus cuadernos. Y le encantaba coser, hacer vestidos, sombreros y zapatos para sus muñecas. Antes de que le comprara una tela para ayudarla a perseguir sus pasatiempos, ella usaba cartón, y mi hermano incluso le regaló una muñeca de madera para su cumpleaños. Entonces ella le hizo ropa.


No le permitían ver la televisión los días escolares, pero éramos indulgentes los fines de semana. De todos modos, no estabas viendo mucha televisión. Estaba demasiado ocupada con sus otras cosas. Cuando venían amigos, les mostraba sus hermosas obras de arte y dibujos.

Y a los diez años me pidió que la comprara Toque de iPodEn virtud de estar con muchos de sus amigos. Y te sorprenderá que desde hace varios meses llevaba un modelo de un teléfono de cartón que ella misma hizo y lo decoró como de costumbre, y le hizo el lema "Abeja", y lo llamó Abeja Reina.

Con el sistema iPod touch, podemos controlar el tiempo y el contenido, y dictar las reglas para usar el dispositivo antes de que ella se acostumbre. Por ejemplo, no puede usarlo durante más de una hora al día. No lo use después de las siete de la tarde, sin tener el dispositivo con ella en su habitación, y tampoco lo lleve consigo en salidas familiares.

Y con nuestro cariño apasionado hacia nuestros seres queridos, no queremos ser privados como lo fuimos cuando éramos jóvenes, ya sea porque estas tecnologías no existían en nuestro tiempo, o por la falta de una mano en ese momento. Pero no queremos que estas tecnologías afecten a nuestros hijos de una forma u otra, o que nos volvamos adictos a ellas y dejemos el asunto fuera de nuestras manos, y de hecho le compré una en la víspera de Año Nuevo.

Poco después de conseguir un iPod touch, comencé a pedir un teléfono real. Su fuerte argumento fue que se transferirá a una nueva escuela en septiembre y tomará el autobús por primera vez. Y no podrá contactarme a través del iPod que no tiene tarjeta SIM. Y en agosto, antes de que comenzara su nueva escuela, le compré IPhone SE.

Y entonces abrí una puerta del infierno


Tuvimos que esperar hasta que ella creciera, los smartphones no son lo mismo que los televisores y, poco a poco, nuestra hija abandonó las reglas que se había fijado para su uso. Las aplicaciones solo empeoraron las cosas con el tiempo.

En un sábado lluvioso. Quería hablar con sus amigos, no hay problema, no veo ningún daño en usar FaceTime. De hecho, excluimos FaceTime del límite horario. Además ella quería un juego robloxTodos los niños tienen este juego, y parece ser un juego que no es dañino hasta cierto punto, me digo que este juego ayuda a la creatividad y se puede jugar con amigos.

roblox
Desarrollador
Corporación Roblox
Tamaño242.6 MB
Versión2.487.426768
Evaluación
Disponible en la tienda de software

Luego están tik tok e Instagram. Mi hija todavía es menor de edad, pero dice que todos sus amigos tienen estas aplicaciones. Al principio, me negué, pero agotó su persistencia. Le permitió tener cuentas privadas. Me digo a mí mismo que al menos aprende algunas cosas y toma fotografías. ¡Entonces, ella quiso aplicar Snapchat! Solo tengo que obedecer.

La hora que le di parecía poco realista y no suficiente de todos modos, y no usar el teléfono después de las 7 pm ya no funcionaba. Mi hija llega a casa de la escuela a las 6:30 pm, luego come, se ducha y se prepara para irse a la cama. Por lo tanto, necesita tiempo para relajarse y entretenerse. Ajusté el tiempo de bloqueo del teléfono después de las XNUMX en punto y le dimos otra hora hasta las XNUMX p.m., pero ese ajuste también se corrompió rápidamente.

Con el tiempo, rompimos las reglas, y siempre me peleé con ella por teléfono, ya veces quería ser amable con ella y ser feliz, así que renuncié a las estrictas reglas desde su punto de vista.

Me doy por vencido cuando pido levantar el teléfono durante una salida familiar. Ella dice que quiere hacer un tik-tock mientras estamos en el bosque entre las vistas panorámicas, así como tomar fotografías para su cuenta de Instagram.

El comportamiento comenzó a empeorar, ya que ya no se preparaba para salir fácilmente, ya que constantemente miraba la pantalla de su teléfono, no se cepillaba los dientes ni arreglaba la ropa de cama, y ​​si hacía algo, debía cortarlo sosteniendo el teléfono y mirándolo. Incluso ella ya no sabe dónde está su ropa, zapatos u otras cosas, pero la ubicación del teléfono es bien conocida y no sale de casa sin él.

Incluso cuando va al parque con amigos, pasa la mitad del tiempo haciendo tik-tok. Una noche, finalmente logré comprobar su tiempo frente a la pantalla. Me horroricé al descubrir que había pasado nueve horas al teléfono ese día.

Intento divertirme con ella, pero algunos días estoy tan enojado que siempre estoy enojado por la forma en que usa el teléfono. Yo le digo que El iPhone es un dispositivo perversoTe roba la infancia, responde que tengo toda la razón y jura que reducirá su uso, pero huecos.

De vez en cuando, tomo el teléfono y lo escondo. Y solo te encuentras gritando y llorando, y buscando diligentemente por toda la casa como si fuera Persona realmente adictaHasta que dijo que me odia, que soy la peor mamá de todos los tiempos, y finalmente se calma y se arrepiente.

Pídale siempre que haga algo como antes o que lea un libro. Pero es inútil. Estos trabajos y estas creaciones artísticas se han convertido en tareas del hogar que debe terminar rápidamente para poder volver a su teléfono. Y pronto, hasta que abandonó por completo estas innovaciones.

Mi hijo que estaba leyendo en el baño ya no toma un libro a menos que se le amenace con sacar su teléfono. Me siento triste ahora por lo que le sucedió a mi hijo, y cómo murieron sus antiguas creaciones y trabajos que muestra a los visitantes con todos sus detalles, y en su lugar les muestra los últimos videos de tik tok y otras trivialidades y tonterías.

Esta es una historia real contada por el pesar de los padres de una niña que era creativa, inteligente y llena de actividad, pero todo eso cambió luego de que adquirió un iPhone, ¡cuéntanos en los comentarios a quién culpar! ¿Nos culpamos a nosotros mismos oa la sociedad? Y comparte el artículo para llegar al mayor número de personas y ser una fuente de conciencia.

Fuente:

mediano

Artículos relacionados